dalessandro1_ARIEL TIMY TORRES/AFP via Getty Images_domestic work1 ARIEL TIMY TORRES/AFP via Getty Images

La recuperación post pandemia debe incluir a la economía de los cuidados

BUENOS AIRES/WASHINGTON D.C. – Puede que la pandemia de COVID-19 haya desacelerado la economía mundial en el año 2020, pero la “economía de los cuidados” estuvo trabajando más fuerte que nunca. Durante demasiado tiempo, los economistas y los responsables de la formulación de políticas han ignorado este segmento. Los modelos económicos tienen en cuenta a los bienes y servicios que se venden en el mercado y a los trabajadores que producen dichos bienes, obtienen ingresos y pagan impuestos. Sin embargo, el trabajo que hace posible alimentar a los trabajadores, cuidarlos durante su niñez, y apoyarlos cuando están enfermos es casi invisible en los datos oficiales.

La razón es sencilla: gran parte del trabajo que se desempeña como parte de la economía de los cuidados no se compensa económicamente. El trabajo no remunerado no se incluye en el Sistema de Cuentas Nacionales, ni en el producto interior bruto. Los economistas que elaboraron estas métricas se centraron principalmente en el valor de las transacciones de mercado. Esta perspectiva, que ignora las contribuciones no remuneradas, se ha institucionalizado desde hace tiempo en el análisis económico convencional. La pandemia ha hecho que sea imposible seguir ignorando las deficiencias de dicho análisis económico convencional.

Desde la década de 1990 se han venido realizando esfuerzos para remediar la infravaloración por parte de la sociedad del trabajo en el sector de los cuidados. La recopilación de datos sobre el uso del tiempo en más de 90 países de todo el mundo nos ha ayudado a aprender más sobre el trabajo no remunerado, mismo que principalmente es realizado por las mujeres. Si bien esta valiosa información puede utilizarse para evaluar una amplia gama de políticas fiscales, laborales y sociales, los datos sobre el uso del tiempo se infrautilizan en la planificación y el análisis. El sector de los cuidados, en su mayor parte, sigue sin ser tomado en cuenta en las herramientas estándar para la formulación de políticas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/JCnTRV9es