0

Esperanzas palestinas para Barack Obama

RAMALLAH – La campaña provocadoramente positiva del presidente electo Barack Obama a favor del cambio generó esperanza no sólo entre los millones de norteamericanos que lo votaron, sino también entre los miles de millones de personas en el mundo que no pudieron hacerlo. En todo Oriente Medio, como en otras partes, se están generando expectativas de que su presidencia preludiará una nueva era para el papel de Estados Unidos en el mundo.

Los palestinos se identifican profundamente con el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos. Muchos recuerdan los días oscuros en que la sociedad norteamericana implementó la segregación racial. Que la misma sociedad eligiera a un presidente afro-norteamericano apenas unas décadas después renueva la esperanza palestina de que, en nuestra lucha permanente por la justicia y la libertad, nosotros, también, venceremos.

El triunfo electoral de Obama llega en un momento simbólico en la historia palestina. Este mes se cumple el vigésimo aniversario de la Declaración de Independencia palestina. Redactado por la mano poética de mi amigo ya desaparecido Mahmoud Darwish, el texto es visionario. Mientras que anteriormente la Organización para la Liberación Palestina (OLP) había hecho campaña a favor de un estado único, secular y democrático en la totalidad de la Palestina Mandatoria, nuestra Declaración de Independencia respaldaba una solución de dos estados.

La profundidad de este compromiso se puede apreciar plenamente sólo en su contexto histórico. En la guerra y la violencia que rodearon al establecimiento de Israel en 1948, nuestras pérdidas fueron inmensas. Más de 726.000 cristianos y musulmanes palestinos –la mayoría de la población árabe de la Palestina Mndatoria- huyeron o fueron obligados a abandonar sus hogares por las milicias sionistas. Más de 400 pueblos palestinos en lo que devino Israel fueron destruidos o despoblados.