La hora de Palestina

PARÍS – El pasado septiembre, Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, dio un paso audaz al pedir directamente ante las Naciones Unidas el reconocimiento oficial del Estado palestino. Los 193 miembros de la ONU parecen estar listos para votar sobre esa petición en el transcurso de los próximos meses. La atención mundial está puesta en Palestina.

Pasaron casi dos décadas desde que el “cuarteto” (la ONU, los Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia) acordó que la Autoridad Palestina y el gobierno israelí lograran la paz mediante su coexistencia como dos Estados separados. Pero aunque el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, dijo que la decisión del cuarteto es el principio por el que se guía para la acción diplomática en torno al conflicto palestino-israelí, la situación es tan desesperante como siempre, porque, como suele decirse, el diablo está en los detalles.

Los palestinos quieren un Estado independiente, pero con la condición de que incluya a Jerusalén como capital y de que Israel deje de ampliar los asentamientos en el territorio que tiene ocupado desde la Guerra de los Seis Días, en 1967. Sin embargo, Israel jamás tuvo intenciones de ceder Jerusalén a Palestina, aunque muchos esperan que tendrá en cuenta esa solución bajo la presión de la reforma de los límites municipales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/HPhqRF0/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.