0

El momento de decisión para Palestina

NO PUBLICAR ANTES DEL 10 DE ENERO

La victoria de Mahmoud Abbas en las elecciones presidenciales de Palestina representa un enorme reto para el liderazgo de esa nación. Al ser electo presidente del comité ejecutivo de la OLP unas horas después de la muerte de Yasser Arafat, Abbas obtuvo el apoyo de la organización que representa a todos los palestinos, incluyendo a los de la diáspora. La elección popular como Presidente de la Autoridad Nacional Palestina le da a Abbas la legitimidad a nivel de bases para llevar a cabo su programa político.

Ese programa, aunque similar al de Arafat, presenta diferencias sustanciales. Abbas (conocido también como Abu Mazen) ha criticado de manera abierta y consistente lo que él llama la "militarización de la intifada". Aun antes de la muerte de Arafat, Abbas sostenía que el uso de la fuerza por parte de los militantes debilita la posición negociadora de Palestina. Se mantuvo fiel a su postura a los largo de la campaña electoral, rechazando las exigencias de las facciones palestinas de línea dura de que se disculpara por sus afirmaciones anteriores.

Abbas se comporta de manera formal y cree firmemente en el Estado de derecho y en la necesidad de que una verdadera administración civil cobre preeminencia en la política palestina. En eso también difiere de Arafat, quien creía que se debía conservar el espíritu revolucionario mientras los palestinos vivieran bajo una ocupación extranjera ilegal. Hasta la liberación las cosas no podrían ser normales.