La revolución negra de Pakistán

SHANGHAI -- Inmediatamente después de asumir el cargo el mes último, el Primer Ministro Paquistaní Yousuf Raza Gilani ordenó la liberación de los 60 jueces que habían sido detenidos por el Presidente Pervez Musharraf desde noviembre. Se trata de un triunfo del imperio de la ley en Pakistán y, sobre todo, una victoria para los valientes abogados paquistaníes que se manifestaron en las calles para protestar por la imposición del estado de emergencia por parte de Musharraf el otoño pasado.

Los abogados marcharon, cantaron, danzaron y cambiaron sus maletines por carteles y, en ocasiones, huevos y piedras. Como un bloguero paquistaní escribiera: "Danzaron con sus chaquetas y corbatas negras. Sus chaquetas negras fueron sus Kalashnikovs y sus corbatas negras fueron sus balas". En un mundo de revoluciones de colores, la de Pakistán vistió los sobrios tonos de la ley.

En noviembre pasado, Musharraf declaró en la práctica la guerra contra el cuerpo de abogados y el poder judicial, despidiendo a todos los jueces que se negaron a reconocer su declaración de un estado de emergencia, supuestamente destinada a proteger a la nación de los terroristas. La Corte Suprema de siete miembros, encabezada por el Juez Supremo Iftikar Mohammad Chaudhry, reaccionó emitiendo una orden que impedía al gobierno proclamar el estado de emergencia.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/W7q3eIF/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.