0

Nuestro verano extremoso

BERLÍN – Éste ha sido un verano climáticamente extremoso en Rusia, el Pakistán, China, Europa, el Ártico... y muchos más sitios, pero, ¿tiene eso algo que ver con el calentamiento planetario? ¿Y son las emisiones humanas las culpables?

Si bien no se puede demostrar científicamente (ni, por la misma razón, demostrar lo contrario) que el calentamiento planetario causara episodio extremoso alguno, podemos decir que es muy probable que el calentamiento planetario haga que muchas clases de tiempo extremoso resulten a un tiempo más frecuentes y más graves.

Durante semanas, la Rusia central ha sido víctima de la peor ola de calor jamás registrada, que ha causado probablemente miles de víctimas mortales. A consecuencia de la sequía y del calor, más de 500 incendios forestales han arreciado sin control, han asfixiado a Moscú con su humo y han amenazado varias instalaciones nucleares. El Gobierno de Rusia ha prohibido la exportación de trigo, con lo que los precios de los cereales se han puesto por las nubes.

Entretanto, el Pakistán está luchando con unas inundaciones sin precedentes que se han cobrado la vida de más de mil personas y han afectado a varios millones más. En China, unas inundaciones torrenciales han causado hasta ahora la muerte de más de mil personas y han destruido más de un millón de hogares. En una escala menor, países europeos como Alemania, Polonia y la República Checa han padecido también graves inundaciones.