A silhouette of a man in a balaclava mask sitting at a laptop computer Sergei Konkov\TASS via Getty Images

El desarrollo de nuevas normas de ciberseguridad

CAMBRIDGE – El mes pasado, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, pidió una acción global para minimizar el riesgo que supone la guerra electrónica para los civiles. Guterres expresó preocupación porque “no hay un esquema regulatorio para este tipo de guerra” y señaló que “no está claro de qué manera se le aplican la Convención de Ginebra o el derecho internacional humanitario”.

Diez años atrás, la ciberseguridad recibía poca atención como tema internacional. Pero desde 2013, se la describe como la mayor amenaza que enfrenta Estados Unidos. Las cifras exactas son opinables, pero el “informe de seguimiento de ciberoperaciones” del Consejo de Relaciones Exteriores señala que desde 2005 hubo casi 200 ataques con patrocinio estatal de 18 países, de los que 20 ocurrieron en 2016.

El término ciberseguridad se refiere a una amplia variedad de problemas que la pequeña comunidad de investigadores y programadores que desarrolló Internet en los años setenta y ochenta no tuvo muy en cuenta. En 1996, sólo usaban Internet 36 millones de personas (cerca del 1% de la población mundial). A inicios de 2017 ya había 3700 millones de personas conectadas, casi la mitad de la población mundial.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/LmXpHIF/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.