castaneda71_EVA HAMBACHAFP via Getty Images_luisalmagroOASOEA Eva Hambach/AFP via Getty Images

Una elección crucial para América Latina

CIUDAD DE MÉXICO – El 20 de marzo, la Organización de Estados Americanos celebrará una Asamblea General especial para designar secretario general. Aunque compiten tres candidatos, solamente dos tienen posibilidades reales: el uruguayo Luis Almagro, actual ocupante del cargo, y la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, expresidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas. Es una de las elecciones más importantes en los 72 años de historia de la OEA.

Durante ese período, la OEA llegó a cumplir un papel fundamental en América Latina, que incluyó el seguimiento de elecciones, la defensa de los derechos humanos y el aislamiento de regímenes autoritarios. Por ejemplo, los observadores electorales del organismo cuestionaron desde el primer momento la validez de la elección presidencial del año pasado en Bolivia, y el grupo auditor internacional que encabezaban determinó finalmente que el proceso había sido muy manipulado. Este hallazgo fue en gran medida lo que llevó a la salida del poder del presidente Evo Morales. La OEA supo manejar bien esta complicada situación, y supervisará una nueva elección presidencial en mayo.

Además, a través de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la OEA investiga abusos, dicta medidas cautelares y condena a los estados miembros responsables de violaciones. De hecho, la permanente crítica de la organización es una de las razones del creciente aislamiento de la dictadura del presidente venezolano Nicolás Maduro. La OEA tuvo un papel similar en la denuncia de violaciones de los derechos humanos en Nicaragua, y en el caso de la desaparición de 43 estudiantes en Iguala (México) en 2014.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/eSnGrRAes