0

Una Europa

"Una Europa" será el llamado de unificación de la Presidencia Danesa de la Unión Europea (UE), la cual inicia esta semana. Una Europa para sellar el desenvolvimiento definitivo del siglo XX: sus guerras, divisiones y tragedias. Una Europa en busca de la libertad, la seguridad y la justicia. Una Europa con una economía competitiva y de recursos eficientes. Una Europa que cargue con su responsabilidad global para el manejo de las crisis internacionales, para evitar nuevas cortinas de hierro en Europa y para diseminar los beneficios de la globalización.

El siglo más sangriento de la historia europea empezó en agosto de 1914. Podemos terminarlo en diciembre de 2002. El año de 1945 trajo paz y libertad, pero sólo para algunos de nosotros. Mientras que Europa Occidental fue libre para construir instituciones comunes para la paz y la prosperidad, la Unión Soviética subyugó el corazón de nuestro territorio oriental y central. El sueño de Una Europa se hizo a un lado por casi dos generaciones.

La caída del Muro de Berlín revivió ese sueño. Ha llegado el momento de volverlo realidad. Los preparativos se han estado llevando a cabo casi por una década desde que las condiciones de la membresía se definieron por primera vez en Copenhague, en 1993.

Los países candidatos realizaron enormes esfuerzos para cumplir con esas condiciones. Ahora el objetivo se está mudando del mundo de los sueños al mundo real. En 2002 tendremos una oportunidad histórica para cerrar las negociaciones de la ampliación en Copenhague con hasta diez países. La UE está determinada a hacer que suceda.