haass119_Chip SomodevillaGetty Images_protestors clash US Chip Somodevilla/Getty Images

Un EE. UU., dos países

NUEVA YORK – Mientras escribo esto, por todo Estados Unidos los funcionarios continúan contando los votos de la elección presidencial de 2020. Cuando finalice el conteo seguramente habrá recuentos y objeciones legales. Esto es esperable en una elección reñida y acalorada, que generó una participación récord.

Solo los ciudadanos pueden votar por el presidente de EE. UU., pero su decisión afecta a la gente en todo el mundo; aunque tal vez sea demasiado pronto para conocer con certeza los resultados, no resulta prematuro explorar qué nos revela esta elección sobre el país más poderoso del mundo.

En cuanto a lo positivo, Estados Unidos sigue siendo una democracia sólida: la participación de los votantes fue elevada a pesar de las restricciones físicas por la pandemia de la COVID-19, el proceso parece avanzar de acuerdo a como fue diseñado y la violencia fue mínima. Los tribunales están investigando lo que parecen haber sido decisiones politizadas por parte del servicio postal de EE. UU. para impedir la entrega de votos de zonas donde se preveía un voto mayormente demócrata. La injustificada declaración de victoria del presidente Donald Trump en la tarde del martes tuvo poco impacto y su pedido para detener el conteo (al menos en los estados en los que va ganando) parecen haber caído en oídos sordos.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/85gx7ZYes