tharoor156_JUNG YEON-JE AFP via Getty Images_china india olympics JUNG YEON-JE/AFP via Getty Images

Una Olimpíada de diferencia entre la India y China

NUEVA DELHI – Los Juegos Olímpicos de Tokio han terminado, y en Japón, pueblo y gobierno suspiran aliviados, ahora que el espectáculo pasó sin que hubiera un brote importante de COVID‑19 en la villa olímpica u otros desastres. Aquí en la India, aún duran las celebraciones por la primera medalla de oro que obtiene el país en la competencia masculina de lanzamiento de jabalina (y su mejor cosecha de medallas en cualquier Olimpíada). Pero ¿hay tanto de qué alegrarse?

Hace unos diez años, era común mencionar juntas a la India y China en la misma oración. Se suponía que tras siglos de influencia occidental, eran los nuevos contendientes por el predominio global, la respuesta oriental a generaciones de éxito económico de Occidente. Algunos incluso hablaban de «Chindia», como si en la imaginación internacional los dos países fueran partes de una entidad inseparable.

Pero para demostrar que esa unificación es, por decir poco, inexacta, basta mirar el medallero en Tokio. China obtuvo un orgulloso segundo puesto, con 38 medallas de oro (una menos que Estados Unidos) y 88 en total. Bajemos ahora por la lista, pasando Bielorrusia, la Georgia dividida, las Bahamas e incluso la provincia separatista de Kosovo (cuya independencia la India no reconoce). Allí, en el 48.º lugar, está la India, con siete medallas en total: una de oro, dos de plata y cuatro de bronce.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/1kKIYSRes