Dominoes

Los próximos dictadores petroleros que caerán

LONDRES – Variaciones de precios tan grandes y rápidas como las que vienen alterando el mercado del petróleo desde junio de 2014 no pueden sino perjudicar a algunos y beneficiar a otros. Generalmente se habla más de los perjuicios, pero los beneficios son igual de importantes, o más. El 70% de caída del precio del barril de crudo representa una colosal transferencia de 3 billones de dólares de ingresos anuales de los productores de petróleo a los consumidores.

De modo que aunque la turbulencia bursátil y el abaratamiento del petróleo (y otros commodities) hayan alentado oscuras predicciones de otra recesión global, es probable que resulten excesivamente pesimistas y erradas. Es verdad que la dramática caída del precio del petróleo dejará a su paso ganadores y perdedores. Pero los mayores riesgos son políticos, no económicos.

El mejor indicador de los cambios de suerte tal vez sean las tarjetas de embarque de los funcionarios del Fondo Monetario Internacional. En vez de ir a Atenas, ahora su destino es Bakú. De hecho, las dictaduras petroleras de Asia central, entre ellas Azerbaiyán, están entre los países más golpeados por la caída de precios, sobre todo porque, como estados exsoviéticos, aún dependen en gran medida del comercio con Rusia, otro productor de petróleo.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/kEqFaCD/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.