Petróleo y aislamiento

NAIROBI – En Kenia, hay un chiste recurrente que resume cuán lejos viven los habitantes de Turkana con relación a donde vivimos el resto de los kenianos. Cuando una persona de Turkana viaja a la capital, Nairobi, se dice en broma que la persona anuncia a su familia “estoy viajando a Kenia".

Durante las pasadas semanas, desde que el gobierno de Kenia comunicó que se había descubierto petróleo en la cuenca del lago Turkana, han surgido aún más chistes. Una foto, que había visto en los perfiles de mis amigos de Facebook varios meses atrás, donde chiquillos de raza negra no identificados lucen felices y semidesnudos,  comenzó nuevamente a circular, esta vez con el subtítulo, “Se descubrió petróleo en Turkana... ya no se resecará la piel”

Al principio, me reí de estos chistes. Como masái, escuché muchísimos chistes kenianos acerca de cuán “no civilizado” es mi pueblo, así que me sentí feliz de que, en esta oportunidad, otros sean el centro de atención. Sin embargo, cuando vi una foto de una mujer turkana con el torso desnudo que fue editada para aparentar que dicha mujer estaba amamantando a un bebé de raza blanca, mi actitud empezó a cambiar.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/3ooKDv9/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.