ocean sunrise Kim Seng/Flickr

Una tierra, un océano

NUEVA YORK – El océano y la atmósfera están asociados de maneras que recién ahora se están empezando a entender plenamente. Como si fueran hermanos, el cielo sobre nosotros y las aguas que nos rodean comparten muchas características -principalmente en estos días la necesidad de protección-. Nosotros somos hermanos que trabajamos en una agenda compartida para defender a ambos -una agenda que definirá el futuro de muchos millones de hermanos, hermanas, padres, madres, amigos y vecinos, así como de formas de vida en la tierra y en los mares, ahora y en las generaciones futuras.

Afortunadamente, los gobiernos en todo el mundo están comenzando a entender el desafío, y se espera que ofrezcan dos acuerdos importantes este año, o al menos que hagan progresos para lograrlo: un nuevo tratado global para proteger la vida marina en aguas internacionales, y un acuerdo sobre cambio climático para salvaguardar la atmósfera. Junto con un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sustentable, esos acuerdos servirán como señales cruciales que indican el camino que deben seguir las economías nacionales del mundo en los próximos 15 años y después.

Los acuerdos planeados se producen en medio de esfuerzos extraordinarios de parte de países, ciudades, compañías y ciudadanos por proteger el clima y el océano. Las inversiones en energía renovable están superando los 250.000 millones de dólares al año y muchos países están invirtiendo tanto dinero en formas verdes de producción de energía como en combustibles fósiles.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/zvSyHS8/es;