Chris Van Es

La cuerda floja de Obama

CAMBRIDGE – Según un funcionario del Departamento de Estado norteamericano, el concepto de “poder inteligente” –la integración e interconexión inteligente de diplomacia, defensa, desarrollo y otras herramientas del llamado poder “duro” y “blando”- está en el corazón de la visión de política exterior de la administración Obama. Actualmente, sin embargo, la estrategia de poder inteligente de Obama enfrenta un duro desafío a partir de los acontecimientos de Oriente Medio.

Si Obama no respalda a los gobiernos de Egipto, Bahrain, Arabia Saudita o Yemen, puede poner en peligro importantes objetivos de política exterior como la paz en Oriente Medio, una base naval en el Golfo Pérsico, la estabilidad en los mercados petroleros o la cooperación contra los terroristas de Al Qaeda. Por otra parte, si le brinda apoyo a estos gobiernos, fastidiará a la sociedad civil de estos países que hoy cuenta con el poder de la información, poniendo en peligro así la estabilidad a más largo plazo.

Lograr un equilibrio entre las relaciones de poder duro con los gobiernos y el respaldo de poder blando a la democracia es como caminar sobre la cuerda floja. La administración Obama tambaleó en este acto de malabarismo, pero hasta ahora no cayó al vacío.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/obaUEUv/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.