10

Obama y su pasaje a la India

CAMBRIDGE – Los observadores se sorprendieron por la vigorosa política exterior del Primer Ministro de la India Narendra Modi durante los siete meses que transcurrieron desde que asumió el cargo. Tras invitar a los líderes de Pakistán y de otros países vecinos a su toma de posesión, se embarcó en viajes a China, Australia y Estados Unidos. Más recientemente, dio la bienvenida  al presidente ruso Vladimir Putin a Nueva Delhi y firmó un gran número de acuerdos comerciales y pedidos para importar reactores nucleares rusos. India, según señala Modi a sus conciudadanos, es fuerte y tiene muy buena reputación en todo el mundo.

El próximo mes, el presidente estadounidense, Barack Obama, viajará a Nueva Delhi como invitado especial de Modi para asistir a los actos conmemorativos del Día de la República, la fiesta nacional de la India – esto ocurrirá sólo tres meses después de que los dos líderes sostuvieron importantes conversaciones en Washington, D.C. Por lo tanto, la visita debe considerarse como una clara señal de la voluntad de Obama, que no es menor a la de Modi, por fortalecer las relaciones entre Estados Unidos y la India.

Entonces, ¿qué es lo que probablemente vaya a estar en la mente de Obama cuando se reúna, nuevamente, con su homólogo de la India?, y ¿qué es lo que él cree que se puede hacer para consolidar las relaciones bilaterales? Tres temas se destacan – empezando con el tema comercial, que es un tema que reviste igual importancia en lo político como en lo económico.

Obama espera que se culmine el establecimiento del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP) en el año 2015 y que el mismo sea ratificado por el Senado de Estados Unidos. El TPP no será un acuerdo de libre comercio tan poderoso como estaba previsto originalmente, debido a las exclusiones y a un largo período de introducción. Sin embargo, este acuerdo va a vincular a EE.UU. y a otros 11 países de la Cuenca del Pacífico (incluyéndose a Japón, pero excluyéndose a China), uniéndolos en un nuevo bloque económico. Obama debería estar ávido por insistir que la exclusión de la India del TPP es un asunto exclusivamente geográfico – India no colinda con el Océano Pacífico – y que los EE.UU. quiere aumentar el comercio bilateral y las inversiones directas de las empresas estadounidenses.