0

Obama y el calentamiento global

COPENHAGUE – En una de sus primeras declaraciones sobre políticas públicas como presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama se concentró en el cambio climático, y claramente manifestó sus prioridades y los datos sobre los que descansan estas prioridades. Desafortunadamente, tanto las prioridades como los datos son débiles, o incluso erróneos.

El lineamiento de las políticas de Obama fue presentado a través de un video ante la Cumbre de Gobernadores sobre Calentamiento Global del gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, y fue expuesto nuevamente en Poznan, Polonia, ante los líderes reunidos para dar cuerpo a un mapa de ruta del calentamiento global. De acuerdo con Obama, "pocos desafíos a los que se enfrentan Estados Unidos y el mundo son más urgentes que combatir el cambio climático".

Una declaración de esta naturaleza hoy es de lo más común entre la mayoría de los líderes políticos del mundo, aunque haga poco caso del interrogante sobre cuánto podemos hacer para ayudar a Estados Unidos y al mundo a través de políticas climáticas en oposición a otro tipo de políticas.

Consideremos, por ejemplo, los huracanes en Estados Unidos. Claramente, una política de reducción de las emisiones de CO2 habría tenido cero consecuencias en el impacto devastador de Katrina en Nueva Orleans, donde desde hacía mucho tiempo se esperaba un desastre de este tipo. En el próximo medio siglo, incluso las grandes reducciones en las emisiones de CO2 sólo tendrían un impacto insignificante.