Seguridad nuclear: de la prevención a la vigilancia

WASHINGTON, DC/MOSCÚ – Hace cuatro años, un tsunami devastador golpeó la costa de Japón. Olas de quince metros penetraron el muro de contención de la central nuclear de Fukushima I; la alimentación de emergencia se cortó y fallaron los sistemas de refrigeración.

Fue el peor accidente nuclear desde la explosión de la central de Chernobyl en 1986. Los investigadores determinaron que se produjo en parte por descuido: los encargados de la planta creían tener un nivel de seguridad suficiente, y no había mecanismos eficaces de control independiente.

El desastre de Fukushima impulsó reformas para la prevención de accidentes nucleares, pero cuando se trata de la vigilancia contra actos malintencionados, el descuido todavía es grande. No esperemos una tragedia para actuar.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/FRNeJ4P/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.