0

Ahora es nuestro momento

NUEVA YORK – Todos los años en el mes de septiembre los dirigentes del mundo se reúnen en las Naciones Unidas para reafirmar nuestra Carta fundacional: nuestra fe en los principios fundamentales de paz, justicia, derechos humanos e igualdad de oportunidades para todos. Evaluamos el estado del mundo, abordamos las cuestiones actuales principales y exponemos nuestra propia idea sobre cómo avanzar en el futuro.

Pero este año es diferente. La 64 ª inauguración de la Asamblea General nos pide que estemos a la altura de un momento excepcional. Estamos afrontando muchas crisis –la alimentaria, la energética, la recesión y la pandemia de gripe– que están produciéndose al mismo tiempo. Si alguna vez ha habido un momento en el que actuar con espíritu de multilateralismo renovado, un momento en el que devolver el adjetivo “unidas” a las Naciones Unidas es ahora.

Y eso es lo que estamos haciendo, como lo demuestran las medidas adoptadas en relación con tres cuestiones de importancia histórica.

En primer lugar, los dirigentes mundiales se están uniendo para abordar la mayor amenaza que afrontamos como familia humana: la del cambio climático catastrófico. La semana pasada, 101 dirigentes de 163 países se reunieron para trazar los nuevos pasos que dar con vistas a la importantísima conferencia de las NN.UU. sobre el cambio climático, que se celebrará en Copenhague y reconocieron la necesidad de un acuerdo que todas las naciones puedan hacer suyo, de conformidad con sus capacidades y con lo que la ciencia indique, y basado en “empleos verdes” y “crecimiento verde”, el salvavidas para una economía mundial en el siglo XXI.