0

Ninguna Guerra de Civilizaciones

La guerra que se avecina –y será una guerra, violenta y sangrienta y mortal– no será como ninguna de las anteriores. Aunque nadie puede todavía adivinar la forma que tendrá, debe recordarse una cosa: esta no es una guerra en contra del Islam, ni es una guerra en contra del mundo árabe. Será, sin embargo, una guerra en contra de fundamentalistas musulmanes que da la casualidad que son árabes –si lo que todo indica y la evidencia que está surgiendo acerca de los perpetradores de los actos terroristas en Nueva York y en Washington son correctos.