gruenwald1_GettyImages_environmental growth Getty Images

El crecimiento verde se activa

NUEVA YORK – Los estudios sobre desarrollo económico tienen una historia larga y distinguida, pero la reciente introducción de la sostenibilidad al debate ha dado pie a un remezón necesario y muy pendiente. En particular, un informe sobre la economía de la biodiversidad, encargado por el gobierno británico y encabezado por Partha Dasgupta de la Universidad de Cambridge, representa un cambio tectónico en el pensamiento, más que una extensión lógica de modelos de crecimiento ya existentes. Si bien esto puede causar inquietud en algunos, representa una gran oportunidad de usar el poder del análisis de datos para poner el crecimiento y las finanzas en un camino más sostenible.

En pocas palabras, la nueva economía del crecimiento ya no ve al medio ambiente como externo a la economía. En lugar de ello, la economía está incluida en el medio ambiente y puede prosperar y crecer de manera sostenible solo en tanto y cuanto nos manejemos con la naturaleza con sensatez. Si bien es posible algún grado de “explotación” del medio ambiente, hay un punto de inflexión después del cual este ya no se puede recuperar.

Así, existe un nuevo mínimo aceptable para pensar sobre el crecimiento. Los anteriores modelos de crecimiento consideraban como buena la acumulación de capital humano y físico mediante la educación y la formación, y las inversiones en plantas, equipos e infraestructura, ya que ampliaban la economía. La combinación de estos factores de maneras más eficientes era vista como beneficiosa por la misma razón. El problema es que ninguno de esos modelos consideraba explícitamente el medio ambiente, o capital natural.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/aQRaZsmes