La máquina de curar

VIRGINIA BEACH – El año pasado, el Premio Nobel de Medicina fue para un descubrimiento que demandó 44 años de desarrollo y en el que trabajaron dos equipos de investigación distintos. Se trata de un avance revolucionario que promete abrir nuevas posibilidades de diagnóstico y tratamiento. ¿Y si en vez de demorar décadas, esta clase de descubrimientos se pudiera hacer en minutos, con la ayuda de computadoras? El caso de un nuevo coronavirus que apareció hace poco y mató a nueve personas en el Reino Unido y en Oriente Próximo nos recuerda lo urgente que puede ser a veces la necesidad de desarrollar tratamientos nuevos.

Una solución a este problema sería crear modelos basados en abstracciones diferentes para construir sistemas de inteligencia artificial (IA) capaces de diseñar terapias nuevas. Estos sistemas entenderían las enfermedades en modos que a los seres humanos nos resulta difícil imaginar y podrían hallar soluciones inesperadas y eficaces. Pero la idea parece de ciencia ficción: es bien sabido que la IA no es particularmente inteligente.

Para crear “máquinas de curar” se necesitaría al menos una innovación trascendente: encontrar un modo mejor de modelizar el comportamiento global de los sistemas. Si lo halláramos, tanto la biología como la informática ganarían nuevas herramientas conceptuales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/Vkd0IOX/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.