Una nueva orientación para las Naciones Unidas

NUEVA YORK – Las Naciones Unidas llevan lo que a veces parece una doble vida. Por una parte, los expertos las critican por no resolver todos los males del mundo. Por otra, sus Estados miembros y los pueblos del mundo le están pidiendo que haga más y en más lugares que nunca, tendencia que continuará en 2011.

No es difícil comprender por qué. Basta con leer el periódico, encender la televisión o entrar en la red Internet para apreciar la magnitud de las necesidades. Arrecian conflictos en demasiados lugares. Los desastres naturales golpean con mayor furia y en número mayor que nunca.

Además de todo eso, afrontamos una nueva generación de amenazas, sin precedentes en la Historia, que traspasan las fronteras y tienen alcance mundial. Ningún país ni ningún grupo, por poderosos que sean, pueden abordarlos por sí solos. Todos deben cooperar –en una causa común en pro de soluciones comunes– para abordar imperativos como los del cambio climático, la pobreza y el desarme nuclear.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/tRFzQMBes