kaletsky51_NIKLAS HALLE'N_AFP_Getty Images NIKLAS HALLE'N/AFP/Getty Images

¿Del Brexit al Breferendo?

LONDRES – Si algo es imposible, no sucede. Si un país vota para que dos más dos sea igual a cinco, esta "decisión democrática" terminará siendo invalidada por las reglas de la aritmética, no importa el tamaño de la mayoría o la fuerza con la que "El pueblo ha hablado". Ésta es la historia que hoy está aconteciendo en Gran Bretaña en tanto el gobierno de Theresa May avanza a los tropezones hacia el acto final de la tragicomedia del Brexit.

En 2016, el pueblo británico votó para abandonar la Unión Europea manteniendo al mismo tiempo "los mismos beneficios exactos" de los que gozaba en tanto miembros de la UE. David Davis, el ex ministro de May responsable de la negociación por el Brexit con la UE, utilizó esa frase repetidas veces en el Parlamento, y luego fue adoptada de manera entusiasta por la propia May. Las promesas realizadas por el ex secretario de Relaciones Exteriores Boris Johnson, la voz principal en la campaña del Brexit, fueron aún más exageradas: los británicos tendrían libertad total para vivir, trabajar y estudiar en toda Europa; acceso ilimitado al mercado único de la UE, y plena participación en cualquier institución política que un gobierno post-Brexit pudiera considerar como una selección cuidadosa en el huerto de la UE. En resumen, el referendo de 2016 fue un voto a favor de dos más dos igual a cinco.

Las consecuencias de este autoengaño hoy se están volviendo obvias, en la medida que el gobierno de Gran Bretaña descubre que es incapaz de obtener una mayoría parlamentaria para cualquier plan realista del Brexit. Si esta situación persiste, Gran Bretaña sólo tendrá una alternativa: otro referendo para reconsiderar el resultado imposible de la votación de 2016.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/8Narkizes