Nuevas alianzas para un nuevo siglo

En 1970 viajé a Egipto como miembro de la delegación estadounidense que asistió al funeral del Presidente Gamal Abdel Nasser. En aquel entonces, Egipto estaba alineado muy estrechamente con la Unión Soviética. Cuando llegamos a El Cairo, por donde quiera que miraramos parecía haber evidencias de la presencia soviética - tanques, misiles y tropas soviéticas.

Durante la visita teníamos previsto reunirnos con Anwar Sadat. Ninguno de los miembros de nuestra delegación sabía bien a bien qué esperar, dadas las incómodas relaciones entre nuestros dos países en esa época. Para nuestra sorpresa, Sadat nos dijo que de hecho respetaba a los EU. ¿La razón? Cuando era un joven oficial había visitado nuestro país y había tenido experiencias excelentes. Y en efecto, antes de cumplir dos años en el poder, Sadat expulsó a los soviéticos de Egipto y comenzó a construir una amistad con los EU que, a pesar de los retos y diferencias periódicas, ha resultado importante y valiosa desde entonces.

Menciono la importancia de esas relaciones entre militares porque en este nuevo siglo los EU están experimentando una transformación significativa de sus arreglos y asociaciones militares en todo el mundo - ajustes necesarios basados en realidades nuevas, amenazas nuevas, que han surgido desde el final de la Guerra Fría.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/o6QacqB/es;