Israeli protesters raise a sign in Hebrew 'Mandelblit, let us decide, we came from Mahalot to protest', as they demonstrate against Prime Minister Benjamin Netanyahu JACK GUEZ/AFP/Getty Images

El dilema de Bibi Netanyahu

JERUSALÉN – El 13 de febrero, tras una investigación iniciada en 2016, la policía israelí recomendó que se alcen cargos contra el primer ministro Binyamin Netanyahu por soborno, fraude e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Ahora todos los ojos están puestos en el fiscal general Avichai Mandelblit, que debe decidir si acusará formalmente a un hombre que se ha vuelto casi sinónimo de la política israelí moderna.

Si el gobierno actual sobrevive hasta mediados de 2019, Netanyahu se convertirá en el gobernante israelí con más tiempo de permanencia en el cargo. Pero por el momento no es seguro que vaya a durar tanto.

Tras su segunda asunción como primer ministro en marzo de 2009 (ya había ocupado el puesto entre junio de 1996 y julio de 1999), Netanyahu consiguió un crecimiento económico inédito y una serie de hazañas diplomáticas. Pero su gobierno también se caracterizó por una política extremadamente divisiva y la posibilidad creciente de una guerra en Siria, el Líbano y Gaza. La prevalencia de uno u otro aspecto dependerá de cómo se resuelva la difícil situación política en que se encuentra Netanyahu.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To access our archive, please log in or register now and read two articles from our archive every month for free. For unlimited access to our archive, as well as to the unrivaled analysis of PS On Point, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/s78snjT/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.