delong213_MarioTamaGettyImages_businessmenjobline Mario Tama/Getty Images

No, no “necesitamos” una recesión

BERKELEY – Recientemente recibí un email de mi amigo Mark Thoma de la Universidad de Oregon, preguntándome si había percibido un incremento en los comentarios que sugieren que una recesión sería una depuración positiva y saludable para la economía (o algo en esas líneas). En verdad, yo también he notado que hay más analistas que expresan la visión de que “las recesiones, por más dolorosas que sean, son un aporte necesario para el crecimiento”. Estoy bastante sorprendido.

Por supuesto, era bastante frecuente que los analistas hablaran de una recesión “necesaria” antes de que la gran recesión golpeara en 2008-2010. Pero yo, personalmente, suponía que este argumento había muerto hace mucho. ¿Quién podría decir en 2019 con cara impávida que una recesión y un alto desempleo en condiciones de baja inflación sería algo bueno?

Aparentemente, estaba equivocado. El argumento resulta ser un ejemplo de lo que el economista y premio Nobel Paul Krugman llama una “idea zombi… que debería haber muerto hace mucho tiempo frente a la evidencia o la lógica, pero que sigue avanzando con los pies a rastras, devorándose el cerebro de la gente”. Claramente, quienes dicen que las recesiones son bienvenidas nunca han analizado los datos. Si lo hicieran, entenderían que los cambios estructurales beneficiosos para la economía ocurren en tiempos de bonanza, no en tiempos de crisis.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/vAYiIsGes