0

¿El retorno de Musharraf?

LAHORE – El ex presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, ha decidido regresar a la política paquistaní, si bien no todavía a Pakistán. Anunció su decisión en el Club Liberal Nacional de Londres, institución fundada en el siglo diecinueve por William Gladstone y otros próceres de la tradición parlamentaria británica.

Por supuesto, el lugar elegido resulta enormemente irónico. Musharraf no fue precisamente la encarnación de la tradición gladstoniana durante los casi nueve años en el cargo, desde octubre de 1999 a agosto de 2008. De hecho, así lo admitió en su discurso de lanzamiento de su partido político, la Liga Musulmana de Todo Pakistán, desde una segura distancia de miles de kilómetros de un Pakistán cada vez más turbulento.

Si bien Musharraf no abundó en detalles acerca de sus "errores", la referencia fue obvia: su impulsiva decisión en marzo de 2007 de destituir al Presidente de la Corte Suprema, Iftikhar Chaudhry. El juez se había negado a seguir los designios del presidente y el ejército al decidir sobre importantes asuntos constitucionales, incluida la capacidad del propio Musharraf de postular a la presidencia y vestir el uniforme militar al mismo tiempo.

El segundo "error" ocurrió el mes de noviembre siguiente, después de que su gobierno no pudiera contener el notable movimiento de desobediencia civil de la comunidad legal, que exigía la reinstauración de Chaudhry. Musharraf, otra vez actuando de manera impulsiva, puso al país en estado de emergencia cuando Chaudhry fue reinstituido en su puesto por decisión de su propia corte. Chaudhry fue destituido nuevamente, medida acompañada esta vez por cambios radicales y generalizados a un poder judicial ya bastante sacudido. El gobierno eliminó de la Corte Suprema a los jueces relativamente independientes, instalando un grupo más "confiable".