0

Musharraf y la Industria Yajid

El General Pervez Musharraf se dispone a gobernar Paquistán por otros cinco años. No porque él así lo quiera, dice, sino porque él es la única persona que puede realizar una reforma en Paquistán.

El General Musharraf es el tercer general paquistaní que toma el poder en los últimos cincuenta años proclamando una autoasignada agenda de reforma. Cada vez que eso sucedió Estados Unidos (EEUU) y sus aliados estuvieron de acuerdo. Pero Musharraf no es Gorbachev, ni es Kamal Ataturk, quienes realizaron reformas internas en sus sociedades después de haber reconocido la podredumbre en la que se encontraban.

Todos los intentos de Musharraf por llevar a cabo la reforma han sido resultado de la presión internacional. Siendo a lo mucho débiles, tales intentos siempre han evitado el tipo de cambios estructurales que Paquistán necesita si es que ha de librarse de su recurrente y cada vez más profunda crisis.

Debido a la poca popularidad que tiene el General Musharraf en su país, algunos temen por su vida. Pero parece muy poco probable que se enfrente a una amenaza real "originada en las calles". El público, desilusionado por los regímenes "cleptócratas" de Benazir Bhutto y Nawaz Sharif, quienes precedieron a Musharraf, es demasiado miserable y ambivalente como para rebelarse.