Skip to main content

8b27340046f86fa80b8b5a03_px2289c.jpg

Cómo ingeniárselas para evitar la caída libre

NUEVA YORK – La derrota en la elección senatorial de Massachussets ha privado a los demócratas de Estados Unidos de 60 votos necesarios para sancionar la reforma sanitaria y otra legislación, y ha cambiado la política norteamericana -al menos por el momento-. Pero, ¿qué nos dice ese voto sobre los votantes y la economía de Estados Unidos?

No anuncia un giro hacia la derecha, como sugieren algunos expertos. Más bien, el mensaje que envía es el mismo que enviaron quienes votaron al presidente Bill Clinton hace 17 años: "¡Es la economía, estúpido!" y "Empleos, empleos, empleos". De hecho, en el lado opuesto de Massachussets en Estados Unidos, los votantes de Oregon aprobaron un referendo en respaldo de un aumento de los impuestos.

La economía estadounidense está pasando por un trance difícil -a pesar de que se ha reanudado el crecimiento y de que los banqueros vuelven a recibir sobresueldos gigantescos-. A más de uno de cada seis norteamericanos le gustaría un empleo de tiempo completo que no puede conseguir; mientras que el 40% de los desempleados ha estado sin trabajo durante más de seis meses.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/UrtEKc7/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions