¿Qué es lo que impulsa el progreso moral?

DAVOS – ¿Qué ocurriría, si el antiguo filósofo griego Platón participara en diálogos contemporáneos sobre los tipos de cuestiones que fue el primero en plantear y que siguen preocupándonos? En mi opinión, plantearía muchas cuestiones nuevas, incluida la de nuestro enfoque cada vez más psicológico del debate filosófico.

Platón se dirigiría probablemente a un destacado centro tecnológico mundial: la sede de Google en California. En él podría entablar un debate con un ingeniero informático sobre si, por ejemplo, se pueden abordar las cuestiones éticas mediante la externalización participativa. Probablemente le encantaría la idea de la nube de la información –tan abstracta, tan platónica– y consideraría Google el instrumento ideal para ponerse a la altura de los enormes avances científicos y tecnológicos de los dos últimos milenios.

Pero lo que más asombraría a Platón sería el progreso moral del mundo. Al fin y al cabo, creía que ser “filósofo” significaba arrogarse las responsabilidades de reformador moral. Sin embargo, aunque la moralidad estaba siempre en el centro de su pensamiento, muchas de las verdades morales que ahora damos por sentadas nunca se le ocurrieron.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/aLN48kR/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.