5

Dinero sucio y desarrollo

WASHINGTON, DC – El mundo ha logrado enormes avances en la lucha contra la pobreza durante las últimas décadas. Pero, mientras nos acercamos al cierre de 2014, mil millones de personas –una de cada 7– aún viven con menos de 1,25 USD por día.

Será necesario un esfuerzo de alcance mundial para poner fin a la pobreza... y para conseguir los recursos necesarios. A primera vista, el precio resulta pasmoso. Sabemos que la asistencia para el desarrollo no alcanzará para poner fin a la pobreza. Será necesaria la inversión del sector privado, la recaudación de impuestos en los países en desarrollo y otras fuentes de financiamiento para lograrlo.

Lo cierto es que hay suficiente dinero en el mundo para alcanzar esta meta. Una inesperada fuente de riqueza que podría desempeñar un importante papel es la enorme disponibilidad de dinero sucio en el mundo: beneficios no declarados por empresas multinacionales, los resultados de la corrupción y las ganancias de los traficantes de drogas, armas y personas: todo ese dinero está almacenado en cuentas bancarias, empresas y fideicomisos en paraísos fiscales.

Es difícil encontrar información confiable sobre la cantidad de dinero sucio en el mundo. Pero según una estimación del grupo sin fines de lucro Global Financial Integrity, un billón de dólares desaparece en las economías del mundo en vías de desarrollo cada año. Se trata de dinero muy necesario para el desarrollo.