Indian man at palace

Someter a la élite de India

NUEVA DELHI – Ha pasado más de un año y medio desde que el Primer Ministro indio Narendra Modi llegara al poder gracias a la promesa de construir una nueva India cimentada en una ruptura radical con el pasado. Aún es demasiado pronto para evaluar el impacto de su política económica y de relaciones exteriores, pero hay un área en que está avanzando de manera notable: intentar someter a la afianzada élite del país.

En la India viven cerca de 1,2 mil millones de personas, pero por largo tiempo ha estado gobernada por una elite minúscula de algunos cientos de familias ampliadas, que abarcan quizás de 4000 a 5000 personas. Muchos países tienen poderosas élites con una influencia desproporcionada, pero en la India las élites dinásticas controlan las capas superiores de todas y cada una de las esferas de la vida pública: la política, los negocios, los medios de comunicación y hasta Bollywood.

Las raíces de varias de estas élites se remontan a los tiempos coloniales, lo que implica al menos siete décadas de dominio. Para mantener este ecosistema del poder se aprovechan todos los puntos de influencia, desde los contratos de gobierno a las licencias industriales, pasando por el otorgamiento de las licitaciones nacionales. 

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/q39gtTU/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.