0

Misiles, petróleo y una Europa dividida otra vez

Como si las cosas no estuvieran lo suficientemente mal para Europa después del "No" francés y holandés a la Constitución de la Unión Europea, una nueva cuestión polémica hoy amenaza con poner a prueba la cohesión de Europa. Estados Unidos quiere establecer un sistema de defensa antimisiles que supuestamente protegerá a Estados Unidos y partes de Europa contra misiles provenientes de Oriente Medio. Los misiles norteamericanos se estacionarían en Polonia, con un sistema de radar instalado en la República Checa.

Rusia está enfurecida con el plan norteamericano. Hace un mes, el presidente ruso, Vladimir Putin, pronunció un discurso encendido contra el proyecto durante la Conferencia de Munich sobre Política de Seguridad. Los representantes estadounidenses estaban perplejos; los europeos, sorprendidos.

Ahora Estados Unidos dice que llegó a un acuerdo con Polonia y la República Checa para estudiar los detalles concretos del estacionamiento de los sistemas de defensa necesarios. Una vez más, Europa está sorprendida: las dos grandes potencias de la Guerra Fría parecen no estar tomándose en serio a Bruselas.

¿Estamos frente a la amenaza de una nueva carrera armamenticia entre Rusia y Estados Unidos, en la que Europa, una vez más, es el teatro de su rivalidad? En efecto, ¿una nueva Guerra Fría está surgiendo amenazadoramente?