newborn John Wessels/AFP/Getty Images

Las matronas salvan vidas

TORONTO – En las últimas décadas se han producido increíbles avances en la sanidad de mujeres y niños. Desde 1990, las muertes evitables de niños han bajado en un 50% y la mortalidad materna lo ha hecho en un 45%. Pero demasiadas madres y recién nacidos todavía mueren de causas prevenibles. Con acceso a matronas calificadas, muchas de sus vidas se podrían salvar.

Cada año un promedio de un millón de niños siguen muriendo en su primer día de vida; más de un millón de bebés nacen muertos y más de 300.000 madres mueren durante el embarazo y el parto, con lo que la cifra conjunta supera a toda la población de Namibia. La mayoría de estas muertes (56%, para ser precisos) son evitables.

Si todas las mujeres tuvieran acceso a una matrona durante el embarazo y el parto, por no mencionar las instalaciones para brindar una atención de emergencia básica, cada año se podrían salvar un millón de vidas. Y, sin embargo, los gobiernos y comunidades de todo el mundo siguen desatendiendo e infrafinanciando crónicamente a este oficio.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/UfOTYKG/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.