David Degner/Getty Images

Cómo puede escapar Oriente Medio a la trampa de los ingresos medios

WASHINGTON, DC – Para los países en desarrollo, alcanzar el estado de ingresos medios es una bendición al mismo tiempo que una maldición. Si bien se ha superado la extrema pobreza y las privaciones, lo que suele seguir es una desaceleración del crecimiento que, históricamente, ha hecho que avanzar hacia mayores niveles se dé en casos muy excepcionales. Ciertamente, esa es la situación de los países de ingresos medios de Oriente Medio y el Norte de África (MENA). ¿Existirá una salida?

En los últimos 50 años, las economías de los países de esta región han enfrentado desaceleraciones e incluso estancamientos. Si bien muchas de ellas, especialmente las que dependen de exportaciones de hidrocarburos, han experimentado periodos de un crecimiento más sólido, ninguna puesta al día ha sido duradera.

La ubicuidad de la trampa de los ingresos medios entre los países MENA apunta a impedimentos comunes y estructurales para el crecimiento. En particular, todos sufren de falta de dinamismo del sector privado, debido a su falta de disposición o capacidad de adoptar las últimas tecnologías. Este ha sido un factor que ha impedido el crecimiento sostenido de la productividad, sin el cual es imposible sostener un aumento en los niveles de vida generales.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/d41YOJw/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.