Skip to main content

oil terminal iran Anadolu Agency/Getty Images

El problema del precio del petróleo en Oriente Medio

CAMBRIDGE – Entre 2014 y 2016, los ingresos de los países exportadores de petróleo de Oriente Medio cayeron, en promedio, más de una tercera parte -o 15% del PIB-, y sus excedentes de cuenta corriente han oscilado violentamente a déficits de dos dígitos. A pesar de una leve recuperación reciente, la mayoría de los pronósticos predicen que los precios del petróleo se mantendrán en los niveles actuales durante mucho tiempo. De ser así, esto planteará una sacudida macroeconómica de proporciones históricas e implicará un cambio profundo para Oriente Medio.

La mayoría de los países productores de petróleo ya han comenzado a recortar gastos, a endeudarse y a recurrir a sus reservas. Pero los países con grandes desequilibrios externos, reservas bajas o deudas elevadas cada vez sentirán más restricciones financieras, si ya no las están experimentando hoy. Los precios bajos del petróleo afectarán a Argelia, Bahrein, Irak, Omán y Libia y Yemen -ambos asolados por la guerra- antes que a los países más ricos del Consejo de Cooperación del Golfo. Pero, en definitiva, el destino económico de cada país dependerá de las decisiones que tome hoy.

Los países productores de petróleo pueden recortar el consumo o mantenerlo mejorando la productividad. Naturalmente, cualquier país preferiría esto último, de modo que los gobiernos de la región hoy están intentando dejar atrás sus problemas diversificando sus economías.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/iJcENME/es;
  1. sinn88_Sean GallupGetty Images_mario draghi ecb Sean Gallup/Getty Images

    The ECB’s Beggar-thy-Trump Strategy

    Hans-Werner Sinn

    The European Central Bank's decision to cut interest rates still further and launch another round of quantitative easing raises serious concerns about its internal decision-making process. The ECB is pursuing an exchange-rate policy in all but name, thus putting Europe on a collision course with the Trump administration.

    1

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions