refugee children in school Chris McGrath/Getty Images

Las mejores inversiones que podemos hacer

DUBAI – El deseo de marcar la diferencia nace de una creencia fundamental en algo mayor que nosotros y por la preocupación que todos tenemos por el bienestar de nuestros semejantes.

Como mujer árabe, me resulta imposible sentarme y ver (o peor aún, dar la espalda) cómo zonas de Oriente Próximo sufren esta etapa tan difícil de su ya problemática historia. Millones de personas inocentes se han visto desplazadas de sus hogares, y millones más están siendo empujadas más allá de sus fronteras nacionales hacia un futuro incierto e inestable. Está clara su necesidad de ayuda.

No hay duda de que como individuos nuestro alcance es limitado. Pero al unirnos alrededor de objetivos comunes, tenemos el poder de crear iniciativas eficaces y mejorar vidas. Siempre he creído que la educación y el emprendimiento social son dos áreas en las que podemos tener el mayor efecto sostenible de largo plazo. En su conjunto, estos sectores crean oportunidades en todos los niveles de la sociedad, desde los refugiados que no pueden completar sus estudios hasta los profesionales que buscan mejorar sus perspectivas o dar con una visión innovadora.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/PjIoCv2/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.