Narendra Modi/Flickr

El mandato de Modi

WASHINGTON, DC – Con un ejercicio de democracia impresionante, 800 millones de personas con derecho al voto participaron en las decimosextas elecciones generales en la India. El nuevo Primer Ministro será Narendra Modi, del conservador Bharatiya Janata Party (BJP), que presidió un rápido crecimiento económico en sus tres años de Ministro Jefe del Estado de Gujarat, en la costa nordoccidental de la India. Modi venció porque la mayoría de los indios creen que puede conseguir un crecimiento rápido en todo el país.

Las elecciones han demostrado una vez más lo diferente que es la India, desde el punto de vista político, de su gigantesca vecina, la autocrática China. Sin embargo, ahora el nuevo gobierno debe intentar igualar el superior progreso económico que China ha logrado a lo largo de los tres últimos decenios. Para ello, tendrá que fomentar, en un marco político diferente, dos ingredientes fundamentales del éxito económico de China.

El primer ingrediente es un sólido sector industrial compuesto de industrias manufactureras que utilizan una mano de obra no especializada, lo que ofrecería una vía para la salida de la pobreza a centenares de millones de trabajadores rurales y sus familias. Es la vía que han seguido China y otros países antes de ella. En cambio, en la India el subdesarrollo del sector industrial ha impedido a ese país hacer realidad todo su potencial económico.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To continue reading, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you are agreeing to our Terms and Conditions.

Log in

http://prosyn.org/5sDy8Ht/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.