Developing economies - Mexico Pedro Pardo/Getty Images

Salvar a los mercados emergentes de Trump

CIUDAD DE MÉXICO – Es fácil sentir pena por México ahora que el presidente norteamericano, Donald Trump, ha convertido a ese país en una piñata política. Si Trump se sale con la suya, la frontera norte de México tendrá un "muro enorme y hermoso" y el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que es crucial para la economía de México, se renegociará para satisfacer una agenda de "Estados Unidos primero". Y como si eso no bastara, los mercados de capital y monetario de México pagarán el pato por la política monetaria y fiscal inestable de Estados Unidos.

Pero México no es un caso único y su experiencia es relevante para todas las economías emergentes, porque Trump ha puesto en tela de juicio todo el marco del comercio y la apertura global. Y a juzgar por la apariencia de Trump en la reciente cumbre del G7 en Sicilia, seguramente lo veremos continuar su ataque contra la globalización en la cumbre del G20 en Hamburgo esta semana.

Pocos países han abrazado la globalización de manera más incondicional que México, que ahora es una de las economías más abiertas del mundo. Las economías emergentes, en general, han seguido estrategias de crecimiento liderado por las exportaciones, similares a las de los Tigres Asiáticos (Hong Kong, Singapur, Corea del Sur y Taiwán). Pero México ha ido más allá, al abrazar el sector industrial como una manera de diversificar su economía y no depender tanto de la extracción de petróleo.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/K6DvCFV/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.