31

El significado del Brexit

NUEVA YORK – La votación a favor del Brexit fue una triple protesta: contra la oleada migratoria, contra los banqueros de la City londinense y contra las instituciones de la Unión Europea, en ese orden. Y tendrá importantes consecuencias. La campaña de Donald Trump por la presidencia de los Estados Unidos recibirá un enorme impulso, lo mismo que otros políticos populistas anti‑inmigrantes. Además, la salida de la UE dañará la economía británica, y puede ser que empuje a Escocia a abandonar el Reino Unido (y ni hablar de las ramificaciones del Brexit para el futuro de la integración europea).

De modo que el Brexit es un punto de inflexión que señala la necesidad de una nueva clase de globalización muy superior al statu quo rechazado en las urnas británicas.

El Brexit refleja en esencia un fenómeno muy difundido en los países de altos ingresos: el creciente apoyo a partidos populistas que promueven restricciones a la inmigración. Alrededor de la mitad de la población de Europa y Estados Unidos, generalmente votantes de clase trabajadora, cree que la inmigración está descontrolada y que plantea una amenaza al orden público y las normas culturales.

En medio de la campaña por el Brexit, en mayo, se conoció que en 2015 la inmigración neta al RU había sido de 333 000 personas, más del triple de la meta de 100 000 previamente anunciada por el gobierno. La noticia se sumó a la crisis de refugiados sirios, a los atentados terroristas cometidos por emigrantes sirios y jóvenes de ascendencia extranjera desvinculados de su país, y a las muy publicitadas historias de agresiones sexuales a mujeres y niñas por parte de emigrantes en Alemania y otros lugares.