Se abre una esperanza para India

CAMBRIDGE – La reciente elección general celebrada en India tal vez sea la mejor noticia de 2014 para la economía del país. Los votantes indios expresaron un claro rechazo al partido del Congreso Nacional Indio, que gobernó casi sin interrupciones desde que la India se independizó de Gran Bretaña en 1947. Y es probable que un día se alegren de haberlo hecho.

Aunque formalmente el último primer ministro del CNI fue Manmohan Singh, su papel en la práctica era casi irrelevante, ya que desde 1998 el verdadero poder lo tuvo siempre Sonia Gandhi, jefa del CNI y viuda del ex primer ministro Rajiv Gandhi. Bajo el liderazgo de Gandhi, el CNI promovió una agenda populista que expandió los programas de transferencias y redujo la tasa anual de crecimiento económico de la India a menos del 4% en 2013. El PIB per cápita se mantiene en unos 4.000 dólares, menos de la mitad que en China.

El nuevo primer ministro, Narendra Modi, hizo campaña con una plataforma que promete repetir en toda India el rápido crecimiento del empleo y del ingreso alcanzado en el estado de Gujarat siendo él su jefe de ministros. Bajo su liderazgo, Gujarat se convirtió en un estado promercado cuya economía creció y que atrajo inversiones de empresas indias y extranjeras.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/KMLh29A/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.