3

Una saludable opción para el crecimiento del consumo chino

CAMBRIDGE – Los responsables de las políticas chinas desean modificar la producción de su país para alejarla de las exportaciones y la industria pesada, y aumentar la participación del consumo en el PBI. Un cambio institucional relativamente sencillo podría lograr grandes avances en pos de esta última meta: promover los seguros de salud.

El mayor gasto de consumo aumentaría el nivel de vida de la familia china promedio, un componente fundamental de lo que los líderes chinos ahora llaman «el sueño chino». El mayor crecimiento del gasto de consumo también revertiría la reciente desaceleración del crecimiento del PBI y proporcionaría la demanda adicional necesaria para generar empleo para millones de chinos que dejan la agricultura y millones de nuevos graduados de las universidades del país.

El gasto de consumo chino representa ahora tan solo el 36 % del PBI (aproximadamente la mitad que en Estados Unidos y Europa Occidental). Este nivel significativamente bajo refleja tanto la reducida participación del ingreso de los hogares en el PBI total como su elevada tasa de ahorro.

Los funcionarios chinos esperan que un mayor ingreso de los hogares impulse el gasto de consumo, a medida que las tensiones en el mercado de trabajo producen aumentos salariales y la urbanización desplaza trabajadores de empleos agrícolas con baja productividad hacia otros en las ciudades, con mayores salarios.