0

El renacimiento de la oposición de Malasia

En las últimas elecciones de Malasia, los partidos de oposición obtuvieron sus mejores resultados desde que el país se independizó de Inglaterra en 1957, con lo que la mayoría parlamentaria de la coalición gobernante quedó por debajo de los dos tercios. El rumbo que tome en adelante la recientemente vigorizada democracia depende de un hombre, Anwar Ibrahim, el viceprimer ministro al que despidió y posteriormente encarceló el primer ministro Mahathir Mohamad.

Anwar puede hacer que la oposición sea por fin un contrapeso creíble a la coalición gobernante del Frente Nacional, pero sabe que así nunca será primer ministro. Después de todo, nadie espera que la oposición gane suficientes escaños para formar un gobierno en el futuro previsible. Puede permitir que el partido al que pertenecía, la Organización Nacional de Malayos Unidos (UMNO por sus siglas en inglés), el miembro más importante del Frente Nacional, lo convenza de volver a sus filas.

Muchos creen que la UMNO ha sostenido pláticas con Anwar anteriormente. Ahora, más que nunca, lo necesitan para restablecer su credibilidad. Y para ser primer ministro, Anwar necesita a la UMNO.

Presumiblemente, estar en la UMNO y en el gobierno le permitiría a Anwar implantar mejor las reformas que ha promovido con tanta pasión. Pero, antes de todo eso, Anwar necesita volver a ser electo al parlamento.