Workers take part in a rally at the Saint-Charles train station BERTRAND LANGLOIS/AFP/Getty Images

El tren reformista de Macron no se detendrá

PARÍS – El presidente francés Emmanuel Macron recibió abundantes elogios de la prensa internacional por sus recientes discursos en Washington y Bruselas. Pero para los franceses, lo que realmente importa es cómo maneje los abundantes problemas internos, entre los que se destacan las huelgas escalonadas que harán los trabajadores ferroviarios en todo el país.

De aquí a fines de junio, está previsto que los empleados de la empresa ferroviaria estatal de Francia, SNCF, hagan huelga dos de cada cinco días, en oposición a las reformas que el gobierno de Macron planea para la empresa. Pero esas reformas son imprescindibles. La SNCF tiene costos operativos un 30% superiores a los de sistemas ferroviarios comparables en países vecinos, y su funcionamiento es peor.

Esa disparidad de costos se debe en parte a malas decisiones de inversión del pasado con motivación política. Por ejemplo, se le dio demasiada importancia a ampliar las redes de alta velocidad en vez de mantener las vías anteriores, que todavía son muy usadas.

To continue reading, please log in or enter your email address.

To read this article from our archive, please log in or register now. After entering your email, you'll have access to two free articles from our archive every month. For unlimited access to Project Syndicate, subscribe now.

required

By proceeding, you agree to our Terms of Service and Privacy Policy, which describes the personal data we collect and how we use it.

Log in

http://prosyn.org/dryj1T3/es;

Handpicked to read next

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.