macron supporters David Ramos/Getty Images

¿Una varita mágica para Francia?

WASHINGTON, DC – El mes pasado, Emmanuel Macron logró una gran proeza electoral. En contra de todas las probabilidades, el centrista independiente ganó la presidencia francesa por un porcentaje decisivo, al derrotar a la populista de la extrema derecha Marine Le Pen – y vencer en el camino a la vieja guardia de la clase dirigente de la política francesa. Ahora, como su último acto de magia, Macron busca garantizar una gran mayoría en la Asamblea Nacional de Francia.

Sin embargo, determinar si Macron, un novato en la política, es algo más que solamente un mago electoral dependerá del éxito, o fracaso, del programa económico que promulga su gobierno.

Los amigos de Francia, y de una Europa unida, sin duda sintieron alivio con la victoria de Macron. Y, durante los primeros días de su presidencia, el público francés lo respalda, también; una encuesta reciente sitúa su índice de aprobación en el 62%.  Sin embargo, la buena voluntad puede disiparse rápidamente, por lo que Macron debe movilizarse para capitalizar en el mandato que recibió al principio, y debe lograr esto mediante la aplicación de reformas en la política fiscal, los impuestos, el mercado laboral y la educación, sólo por nombrar unas cuantas áreas donde se esperan cambios desde tiempo atrás.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

http://prosyn.org/rZjNO5q/es;

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated cookie policy and privacy policy.