hill102_ROBERT ATANASOVSKIAFP via Getty Images_macedoniapmEUelection Robert Atanasovski/AFP/Getty Images

La traición a los Balcanes de Emmanuel Macron

DENVER – Desde la caída del Muro de Berlín hace 30 años, los líderes occidentales han sostenido consistentemente que no hay problemas en el continente europeo que no se puedan resolver a través del compromiso con la Unión Europea o una expansión del proyecto europeo. Pero esa perspectiva histórica parece estar cambiando, debido a una combinación de problemas internos de la UE y la indiferencia norteamericana.

Para empezar, puede parecer extraño que Estados Unidos fomente la pertenencia a un club que pertenezca a otro. Pero, desde su posición de liderazgo dentro de la OTAN -la principal organización de seguridad europea-, Estados Unidos siempre ha respaldado los esfuerzos europeos por consolidar la unidad política y económica en el continente. Y la UE, por su parte, ha reconocido que la pertenencia al bloque es una aspiración lógica para los países post-soviéticos en su periferia. Mientras que profundizar y ampliar las estructuras de la UE ha resultado ser más difícil de lo que pensaban muchos observadores de Estados Unidos, los líderes europeos han seguido adelante, principalmente porque eso es lo que se esperaba de ellos en el contexto de la historia post-Guerra Fría.

Pero la reunión reciente del Consejo Europeo el 17-18 de octubre confirmó que algo ha cambiado: el presidente francés, Emmanuel Macron, tomó la decisión fatídica de bloquear las conversaciones de acceso a la UE con Albania y la República de Macedonia del Norte. Con la retirada del Reino Unido de la UE y el alejamiento de la política de la canciller alemana, Angela Merkel, Macron es su heredero aparente al liderazgo europeo. Pero su razonamiento sobre la cuestión de la expansión de la UE es opaco. Muchos, inclusive en los Balcanes tan proclives a las teorías conspirativas, suponen que Macron no tiene ningún interés en el difícil proceso de aceptar a otros dos estados miembro provenientes de una región todavía problemática, dados los desafíos internos que ya enfrenta la UE.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/0drhRKaes;