sanicas10_Burhaan Kinu_Hindustan Times via Getty Images

Las dos mejores formas de reducir la mortalidad infantil

BANGKOK – Una de las metas más ambiciosas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas es el compromiso con poner fin a las muertes evitables de recién nacidos y niños en el transcurso de la próxima década. Si se cumple, en 2030 ningún país tendrá una tasa de mortalidad neonatal superior a 12 muertes por cada 1000 nacimientos; esto es un cuarto de la tasa actual en algunas partes de África subsahariana.

Dada la magnitud del desafío, se necesitarán enormes inversiones en infraestructura sanitaria y planificación. Pero tal vez el modo más eficaz de reducir la mortalidad infantil sea alentar la adopción de dos recursos inmediatamente disponibles: la vacunación de las madres y la lactancia materna.

La protección de los niños contra una muerte prematura comienza antes del nacimiento. Cuando una mujer se vacuna contra enfermedades comunes como la gripe, su organismo crea anticuerpos que reconocen virus y refuerzan las defensas naturales contra diversos patógenos. Durante el embarazo, estas proteínas protectoras se transmiten al bebé a través de la placenta.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/XfTT20Kes