La Europa vieja, la Europa nueva y la otra Europa

A últimas fechas, se habla mucho en las noticias de la "vieja Europa" y de la "nueva Europa". Con la expansión de la Unión Europea, que habrá de incluir a la mayoría de los Estados que fueron satélites soviéticos, se podría estar creando otra Europa de "Estados desposeídos". Llamémosla la "otra" Europa. Si queremos evitar esta nueva división entre los privilegiados y los desposeídos de Europa, la UE debe dirigir su atención hacia el Este, hacia sus nuevos vecinos (Ucrania, Moldova y Bielorusia) y los demás países de la ex Unión Soviética.

La UE gastó 9 mil millones de euros entre 1999 y 2002 con el fin de preparar a los países candidatos de Europa central y del Báltico para ser miembros (una cantidad 10 veces mayor a la que destinó a los países no candidatos depauperados de Asia central). La UE dedicará 30 mil millones de euros a la integración de sus nuevos miembros. Es del interés económico y de seguridad de la UE ampliar esa generosidad hacia el Este para ayudar al desarrollo de economías de mercado estables en Asia central, el Cáucaso y otros países de la CEI.

La pobreza y el subdesarrollo socavan la seguridad y la democracia. Alimentan el crimen organizado transfronterizo, el tráfico de seres humanos y la migración ilegal, así como el tráfico de drogas, el extremismo religioso y el terrorismo. Afganistán constituye una seria advertencia de lo que sucede cuando el mundo le vuelve las espaldas a un país pobre en una región volátil. La ampliación del espacio económico común europeo hacia todos los territorios del exbloque soviético contribuirá a la seguridad y la prosperidad de toda la región.

To continue reading, please log in or enter your email address.

Registration is quick and easy and requires only your email address. If you already have an account with us, please log in. Or subscribe now for unlimited access.

required

Log in

http://prosyn.org/haWBZCX/es;