subacchi30_XinhuaTing Shen via Getty Images_USfederalreserve Xinhua/Ting Shen via Getty Images

Los límites de la política monetaria extrema en épocas del COVID

LONDRES – En este momento en que la producción ha colapsado como resultado de la pandemia del COVID-19, muchos se preguntan hasta dónde se puede estirar la política monetaria para respaldar la economía. Para la Reserva Federal de Estados Unidos, las tasas de interés negativas parecen representar un límite efectivo, no porque una política así no sea técnicamente posible, sino porque sería políticamente inaceptable. Sin embargo, para el Banco Central Europeo, el Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, parece no existir ningún límite.

El BCE ha recortado las tasas y las ha llevado a territorio negativo, y se dice que el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, está “analizando muy detenidamente” esa opción para el Reino Unido. De la misma manera, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, a la vez que considera que la actual combinación de políticas del Banco de Japón es apropiada para las circunstancias actuales, no ha descartado una mayor flexibilización monetaria u otro incremento en las compras de activos.

El interrogante es si tiene sentido seguir transitando el camino de la política monetaria extrema. La famosa promesa del ex presidente del BCE Mario Draghi de hacer “lo que sea necesario” para respaldar al euro se ha vuelto el mantra para todos los responsables de políticas frente a la crisis actual. ¿Pero expandir la política fiscal no sería una mejor manera de cumplir con ese compromiso? Para parafrasear al presidente de la Fed, Jerome Powell, los bancos centrales tienen poder de préstamo, no poder de gasto –y gasto es lo que se necesita.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/O8mwjcyes